Quiero saber todo

Alfabetismo

Pin
Send
Share
Send


Alfabetismo generalmente se define como la capacidad de leer y escribir, o la capacidad de usar el lenguaje para leer, escribir, escuchar y hablar. En contextos modernos, la palabra se refiere a leer y escribir en un nivel adecuado para la comunicación, o en un nivel que le permita a uno comprender y comunicar ideas en una sociedad alfabetizada, para participar en esa sociedad. La alfabetización también puede referirse a la competencia en varios campos, como el arte o la actividad física.

Las tasas de alfabetización son una medida crucial del capital humano de una región. Esto se debe a que las personas alfabetizadas pueden recibir capacitación menos costosa que las personas analfabetas, generalmente tienen un estatus socioeconómico más alto y disfrutan de mejores perspectivas de salud y empleo. La alfabetización es parte del desarrollo de la madurez individual, lo que le permite a uno alcanzar su potencial como persona, y una habilidad esencial que le permite ser un miembro de la sociedad en pleno funcionamiento, capaz de contribuir con sus habilidades y talentos para el bien de todos. Por lo tanto, uno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas es lograr la educación primaria universal, un nivel de escolarización que incluya alfabetización básica y aritmética, asegurando así que todas las personas en todo el mundo puedan participar en la sociedad de una manera más plena.

Definiciones de alfabetización

Las definiciones tradicionales de alfabetización consideran la capacidad de "leer, escribir, deletrear, escuchar y hablar".1

Los estándares para lo que constituye "alfabetización" varían, dependiendo del contexto social, cultural y político. Por ejemplo, un estándar básico de alfabetización en muchas sociedades es la capacidad de leer el periódico. Cada vez más, muchas sociedades requieren alfabetización con computadoras y otras tecnologías digitales.

Ser alfabetizado está altamente correlacionado con la riqueza, pero es importante no confundir los dos. Los aumentos en la alfabetización no necesariamente causan aumentos en la riqueza, ni una mayor riqueza necesariamente mejora la alfabetización.

Algunos han argumentado que la definición de alfabetización debería ampliarse. Por ejemplo, en los Estados Unidos, el Consejo Nacional de Maestros de Inglés y la Asociación Internacional de Lectura han agregado "representación visual" a la lista tradicional de competencias. Del mismo modo, Literacy Advance ofrece la siguiente definición:

La alfabetización es la capacidad de leer, escribir, hablar y escuchar, y usar la aritmética y la tecnología, a un nivel que permita a las personas expresar y comprender ideas y opiniones, tomar decisiones y resolver problemas, lograr sus objetivos y participar plenamente en su comunidad y en la sociedad en general. Lograr la alfabetización es un proceso de aprendizaje permanente. 2

En este sentido, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) ha definido la alfabetización como la "capacidad de identificar, comprender, interpretar, crear, comunicarse y computar, utilizando materiales impresos y escritos asociados con diversos contextos. La alfabetización implica un continuo de aprender para permitir que las personas alcancen sus objetivos, desarrollen su conocimiento y potencial, y participen plenamente en su comunidad y en la sociedad en general ".3

Otras ideas sobre la expansión de la alfabetización se describen a continuación.

Alfabetización en tecnología de la información y la comunicación.

Desde que la computadora e Internet se desarrollaron en la década de 1990, algunos han afirmado que la definición de alfabetización debe incluir la capacidad de usar y comunicarse en una amplia gama de tecnologías. La tecnología moderna requiere el dominio de nuevas herramientas, como navegadores de Internet, programas de procesamiento de texto y mensajes de texto. Esto ha dado lugar a un interés en una nueva dimensión de la comunicación llamada alfabetización multimedia.4

Por ejemplo, Doug Achterman ha dicho:

Algunas de las investigaciones más emocionantes ocurren cuando los estudiantes colaboran para agrupar sus investigaciones y analizar sus datos, formando un tipo de comprensión que sería difícil de lograr para un estudiante individual.5

El arte como forma de alfabetización

Algunas escuelas en el Reino Unido, Australia y Canadá, así como Finlandia y los Estados Unidos se han convertido en escuelas "basadas en las artes" o "integradas en las artes". Estas escuelas enseñan a los estudiantes a comunicarse utilizando cualquier forma que los humanos usen para expresar o recibir pensamientos y sentimientos. La música, el arte visual, el teatro / teatro y la danza son pilares para la enseñanza y el aprendizaje en estas escuelas. Kennedy Center Partners in Education, con sede en Washington, DC, es una organización cuya misión es capacitar a los maestros para que usen una visión ampliada de la alfabetización que incluya las bellas artes.

Conceptos posmodernos de alfabetización

Algunos académicos sostienen que la alfabetización no es autónoma o un conjunto de habilidades técnicas y objetivas discretas que se pueden aplicar a través del contexto. En cambio, afirman que la alfabetización está determinada por los contextos culturales, políticos e históricos de la comunidad en la que se utiliza, recurriendo a disciplinas académicas que incluyen la antropología cultural y la antropología lingüística para presentar el caso.6 En opinión de estos pensadores, las definiciones de alfabetización se basan en ideologías. Las nuevas alfabetizaciones, como la alfabetización crítica, la alfabetización mediática, la tecnología, la alfabetización visual, la alfabetización informática, la alfabetización multimedia, la alfabetización informativa, la alfabetización en salud y la alfabetización digital, son ejemplos de nuevas alfabetizaciones que se están introduciendo en los estudios contemporáneos de alfabetización y en los medios.7

Alfabetización a lo largo de la historia

La historia de la alfabetización se remonta a varios miles de años, pero antes de que la revolución industrial finalmente pusiera a disposición de todas las clases en los países industrializados papel y libros baratos a mediados del siglo XIX, solo un pequeño porcentaje de la población en estos países sabía leer y escribir. Hasta ese momento, los materiales asociados con la alfabetización eran prohibitivamente costosos para personas que no eran personas e instituciones adineradas. Por ejemplo, en Inglaterra en 1841, el 33 por ciento de los hombres y el 44 por ciento de las mujeres firmaron certificados de matrimonio con su "marca", ya que no pudieron escribir una firma completa. Solo en 1870 se puso a disposición en Inglaterra la educación pública financiada por el gobierno.

Lo que constituye la alfabetización ha cambiado a lo largo de la historia. Hubo un tiempo en que una persona que sabía leer y escribir podía firmar su nombre. En otros puntos, la alfabetización se midió solo por la capacidad de leer y escribir en latín (independientemente de la capacidad de una persona para leer o escribir su lengua vernácula), o por la capacidad de leer la Biblia. El beneficio del clero en los sistemas de derecho consuetudinario se hizo dependiente de la lectura de un pasaje particular.

La alfabetización también se ha utilizado como una forma de clasificar las poblaciones y controlar quién tiene acceso al poder. Debido a que la alfabetización permite el aprendizaje y la comunicación que el lenguaje oral y de señas por sí solo no puede, el analfabetismo se ha impuesto en algunos lugares como una forma de prevenir disturbios o revoluciones. Durante la era de la Guerra Civil en los Estados Unidos, los ciudadanos blancos en muchas áreas prohibieron enseñar a los esclavos a leer o escribir presumiblemente entendiendo el poder de la alfabetización. En los años posteriores a la Guerra Civil, la capacidad de leer y escribir se utilizó para determinar si uno tenía derecho a votar. Esto efectivamente sirvió para evitar que antiguos esclavos se unieran al electorado y mantuviera el status quo. En 1964, el educador Paulo Freire fue arrestado, expulsado y exiliado de su Brasil natal debido a su trabajo en enseñar a leer a los campesinos brasileños.

Desde otra perspectiva, el historiador Harvey Graff ha argumentado que la introducción de la educación masiva fue en parte un esfuerzo por controlar el tipo de alfabetización a la que tenía acceso la clase trabajadora. Es decir, el aprendizaje de la alfabetización estaba aumentando fuera de los entornos formales (como las escuelas) y esta lectura incontrolada y potencialmente crítica podría conducir a una mayor radicalización de la población. La educación masiva estaba destinada a moderar y controlar la alfabetización, no a difundirla.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) proyectó las tasas mundiales de alfabetización hasta 2015. Esta organización argumenta que las tasas disminuirán constantemente durante este tiempo debido a las tasas de natalidad más altas entre los pobres, principalmente en los países en desarrollo que no tienen acceso a escuelas o el tiempo para dedicarse a los estudios.

Ejemplos de culturas altamente alfabetizadas en el pasado

India y China avanzaron en alfabetización en los primeros tiempos e hicieron muchos avances científicos.

La lenta difusión de la alfabetización en el mundo antiguo. Las áreas azul oscuro sabían leer y escribir alrededor del 2300 a.E.C. Las áreas de color verde oscuro sabían leer y escribir alrededor de 1300 a.E.C. Las áreas verdes claras sabían leer y escribir alrededor de 300 a.E.C. Tenga en cuenta que otras sociedades asiáticas sabían leer y escribir en estos momentos, pero no están incluidas en este mapa. Tenga en cuenta también que incluso en las regiones coloreadas, la alfabetización funcional generalmente se limitaba a un puñado de élite gobernante.

La gran cantidad de graffiti que se encuentra en sitios romanos como Pompeya, muestra que al menos una gran minoría de la población habría sabido leer y escribir.

Debido a su énfasis en la lectura individual del Corán en el alfabeto árabe original, muchos países islámicos han conocido un nivel relativamente alto de alfabetización durante la mayor parte de los últimos doce siglos. En el edicto islámico (o Fatwa), saber leer y escribir es una obligación religiosa individual.

En la Edad Media, las tasas de alfabetización entre los judíos en Europa eran mucho más altas que en las poblaciones cristianas circundantes. La mayoría de los hombres judíos al menos aprendieron a leer y escribir en hebreo. El judaísmo otorga gran importancia al estudio de los textos sagrados, el Tanakh y el Talmud.

En Nueva Inglaterra, la tasa de alfabetización superó el 50 por ciento durante la primera mitad del siglo XVII, y aumentó al 70 por ciento en 1710. En el momento de la Revolución Americana, era de alrededor del 90 por ciento. Algunos lo ven como un efecto secundario de la creencia puritana en la importancia de la lectura de la Biblia.

En Gales, la tasa de alfabetización se disparó durante el siglo XVIII, cuando Griffith Jones dirigió un sistema de escuelas en circulación, con el objetivo de que todos pudieran leer la Biblia (en galés). Se afirma que en 1750, Gales tenía la tasa de alfabetización más alta de cualquier país del mundo.

Históricamente, la tasa de alfabetización también ha sido alta en los países luteranos del norte de Europa. La ley de la iglesia de 1686 (kyrkolagen) del Reino de Suecia (que en ese momento incluía a toda Suecia moderna, Finlandia y Estonia) impusieron la alfabetización de las personas y cien años después, a fines del siglo XVIII, la tasa de alfabetización era cercana al 100 por ciento. Incluso antes de la ley de 1686, la alfabetización era generalizada en Suecia. Sin embargo, la capacidad de leer no implicaba automáticamente la capacidad de escribir, y ya en el siglo XIX muchos suecos, especialmente las mujeres, no podían escribir. Esto resulta aún más difícil, porque muchos historiadores literarios miden las tasas de alfabetización en función de la capacidad que tenían las personas para firmar sus propios nombres.8

Enseñanza de alfabetización

Vías cerebrales para el aprendizaje de la discriminación espejo durante la adquisición de la alfabetización. Parte superior: el área de forma de palabra visual VWFA (en rojo) presenta invariancia espejo antes de la alfabetización y discriminación espejo para las letras después de la alfabetización.

La alfabetización comprende una serie de sub-habilidades, que incluyen conciencia fonológica, decodificación, fluidez, comprensión y vocabulario. El dominio de cada una de estas sub-habilidades es necesario para que los estudiantes se conviertan en lectores competentes.

Principio alfabético y ortografía inglesa

Los lectores principiantes deben comprender el concepto de principio alfabético para dominar las habilidades básicas de lectura. Se dice que un sistema de escritura es alfabético si usa símbolos para representar sonidos de idiomas individuales. En contraste, los sistemas de escritura logográfica como el chino usan un símbolo para representar una palabra completa, y los sistemas de escritura silábica (como la kana japonesa) usan un símbolo para representar una sola sílaba.

Los sistemas de escritura alfabética varían en complejidad. Por ejemplo, el español es un sistema de escritura alfabética que tiene una correspondencia casi perfecta de símbolos uno a uno con sonidos individuales. En español, la mayoría de las veces, las palabras se escriben de la forma en que suenan, es decir, la ortografía de las palabras es casi siempre regular. El inglés, por otro lado, es mucho más complejo porque no tiene una correspondencia uno a uno entre símbolos y sonidos. El inglés tiene sonidos individuales que pueden ser representados por más de un símbolo o combinación de símbolos. Por ejemplo, la larga | a | el sonido puede ser representado por a-consonante-e como en ate, -ay como en heno, -ea como en filete, -ey como en ellos, -ai como en dolor y -ei como en vena. Además, hay muchas palabras con ortografía irregular y muchos homófonos (palabras que suenan igual pero tienen diferentes significados y, a menudo, también diferentes ortografías). Pollack Pickeraz afirmó que hay 45 fonemas en el idioma inglés, y que las 26 letras del alfabeto inglés pueden representar los 45 fonemas en aproximadamente 350 formas.

Claramente, la complejidad de la ortografía en inglés hace que sea más difícil para los niños aprender las reglas de decodificación y codificación, y más difícil para los maestros enseñarlas. Sin embargo, el reconocimiento efectivo de palabras se basa en la comprensión básica de que las letras representan los sonidos del lenguaje hablado, es decir, el reconocimiento de palabras se basa en la comprensión del principio alfabético por parte del lector.

Fónica

La fonética es una técnica de instrucción que enseña a los lectores a atender las letras o grupos de letras que forman las palabras. Entonces, para leer la palabra garganta usando fonética, cada grafema (una letra o letras que representan un sonido) se examina por separado: Th dice / θ /, r dice / ɹ /, oa dice / oʊ / y t dice / t /. Existen varios métodos para enseñar fonética. Una forma común de enseñar esto es hacer que el lector novato pronuncie cada sonido individual y los "mezcle" para pronunciar la palabra completa. Esto se llama fonética sintética.

Lenguaje completo

Debido a que la ortografía en inglés tiene tantas irregularidades y excepciones, los defensores del lenguaje completo recomiendan que los lectores novatos aprendan un poco sobre las letras individuales de las palabras, especialmente las consonantes y las "vocales cortas". Los maestros brindan este conocimiento de manera oportunista, en el contexto de historias que presentan muchas instancias de una carta en particular. Esto se conoce como "fonética integrada". Los niños usan su conocimiento de letras y sonidos en combinación con el contexto para leer palabras nuevas y difíciles.9

¿Por qué es difícil aprender a leer?

Muchos niños de inteligencia promedio y superior al promedio experimentan dificultades cuando aprenden a leer. Según Grover Whitehurst, subsecretario del Departamento de Educación de los EE. UU., Aprender a leer es difícil por varias razones. Primero, la lectura requiere el dominio de un código que mapea los sonidos del habla humana a símbolos escritos, y este código no es fácilmente aparente o fácil de entender. Segundo, la lectura no es un proceso natural; Fue inventado por los humanos recientemente en su desarrollo. El cerebro humano está conectado para el lenguaje hablado, pero no está conectado para procesar el código del lenguaje escrito. Tercero, los maestros que no entienden qué es el código o cómo debe enseñarse pueden introducir confusión al momento de la instrucción.10

Analfabetismo

El analfabetismo es la condición de no poder leer ni escribir. El analfabetismo funcional se refiere a la incapacidad de un individuo para usar la lectura, la escritura y las habilidades computacionales de manera eficiente en situaciones de la vida cotidiana.

Analfabetismo funcional

A diferencia de un analfabeto, alguien que es funcionalmente analfabeto es capaz de leer y escribir textos en su idioma nativo. Sin embargo, lo hace con un grado variable de corrección gramatical y estilo, y no puede realizar tareas fundamentales como: completar una solicitud de empleo, seguir instrucciones escritas, leer un artículo de periódico, leer señales de tráfico, consultar un diccionario o entender un horario de autobuses. En resumen, cuando se enfrentan con materiales impresos, los adultos sin habilidades básicas de alfabetización no pueden funcionar de manera efectiva en la sociedad moderna. El analfabetismo funcional también limita severamente la interacción con las tecnologías de la información y la comunicación (usar una computadora personal para trabajar con un procesador de texto, un navegador web, una aplicación de hoja de cálculo o usar un teléfono móvil de manera eficiente).

Quienes son analfabetos funcionales pueden estar sujetos a intimidación social, riesgos para la salud, estrés, bajos ingresos y otras dificultades asociadas con su incapacidad.

La correlación entre crimen y analfabetismo funcional es bien conocida por los criminólogos y sociólogos de todo el mundo. A principios de la década de 2000, se estimó que el 60 por ciento de los adultos en las cárceles federales y estatales de los Estados Unidos eran analfabetos funcional o marginalmente, y el 85 por ciento de los delincuentes juveniles tenían problemas asociados con la lectura, la escritura y las matemáticas básicas.11

UNA Alfabetización en el trabajo El estudio, publicado por el Northeast Institute en 2001, encontró que las pérdidas comerciales atribuidas a deficiencias de habilidades básicas llegan a miles de millones de dólares al año debido a la baja productividad, errores y accidentes atribuidos al analfabetismo funcional.

La investigación sociológica ha demostrado que los países con niveles más bajos de analfabetismo funcional entre sus poblaciones adultas tienden a ser aquellos con los niveles más altos de alfabetización científica entre el estrato más bajo de jóvenes que se acercan al final de sus estudios académicos formales. Esta correspondencia sugiere que un factor que contribuye al nivel de alfabetización cívica de una sociedad es la capacidad de las escuelas para asegurar que los estudiantes alcancen la alfabetización funcional requerida para comprender los textos y documentos básicos asociados con la ciudadanía competente.12

Esfuerzos para mejorar las tasas de alfabetización

¿Sabías?
Uno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas era lograr la educación primaria universal, un nivel de escolarización que incluye alfabetización básica y aritmética

En general, se acepta que la alfabetización brinda beneficios a las personas, las comunidades y las naciones. Las personas tienen un sentido de realización personal, sentimientos de pertenencia social, ya que pueden comprender mejor el mundo que los rodea y un mayor acceso al empleo. Las comunidades obtienen una mayor integración y las naciones mejoran su producción y su lugar en la clasificación mundial. Como tal, muchas organizaciones y gobiernos se dedican a mejorar las tasas de alfabetización en todo el mundo. La mayor de ellas es la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). La UNESCO realiza un seguimiento de las estadísticas educativas en todo el mundo, desarrolla estrategias para proporcionar acceso a la educación, desarrolla lecciones y guías, y publica estándares internacionales. Uno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas fue lograr la educación primaria universal, un nivel de escolarización que incluye alfabetización básica y aritmética para el año 2015. Aunque no alcanzó el 100 por ciento de éxito, las Naciones Unidas informaron que "Entre los jóvenes de 15 a 24, la tasa de alfabetización ha mejorado globalmente del 83% al 91% entre 1990 y 2015, y la brecha entre mujeres y hombres se ha reducido ".13

Notas

  1. ↑ L.C. Fosos, Speech to Print: Language Essentials for Teachers (Paul H. Brookes Co., 2000, ISBN 1557663874).
  2. ↑ Defining Literacy Literacy Advance. Consultado el 11 de mayo de 2019.
  3. ^ UNESCO, The Plurality of Literacy and its implications for Policy and Programs Education Sector Position Paper, 2004. Consultado el 11 de mayo de 2019.
  4. ↑ Gunther Kress, Alfabetización en la Nueva Era de los Medios (Londres: Routledge, 2003, ISBN 0415253551).
  5. ^ Doug Achterman, "Más allá de Wikipedia: uso de wikis para conectar a estudiantes y profesores con el proceso de investigación y entre sí" Profesor bibliotecario, 34 (2), 19-22 (2006, diciembre).
  6. ↑ Michele Knobel, Alfabetizaciones cotidianas: estudiantes, discurso y práctica social (Nueva York: Lang, 1999, ISBN 0820439703).
  7. ↑ C. Zarcadoolas, A. Pleasant y D. Greer, Avanzando en alfabetización en salud: un marco para la comprensión y la acción (San Francisco: Jossey-Bass, 2006, ISBN 0787984337).
  8. ↑ Children of the Code, Video en línea: la propagación, ascenso y caída de la alfabetización temprana. Consultado el 11 de mayo de 2019.
  9. ↑ Gail Tompkins, Alfabetización para el siglo XXI (Upper Saddle River, NJ: Pearson, 2006, ISBN 1428819460).
  10. ↑ Grover Whitehurst, entrevista de Children of the Code. Consultado el 11 de mayo de 2019.
  11. ^ BeginToRead, Estadísticas de alfabetización obtenidas el 11 de mayo de 2019.
  12. ↑ Henry Milner Alfabetización cívica: cómo los ciudadanos informados hacen que la democracia funcione (Tufts, 2002, ISBN 978-1584651734).
  13. ^ Naciones Unidas, Objetivos de Desarrollo del Milenio y más allá de 2015. Consultado el 11 de mayo de 2019.

Referencias

  • Biller, Peter. Herejía y alfabetización, 1000-1530. Cambridge University Press, 1996. ISBN 0521575761
  • Bowman, Alan. Alfabetización y poder en el mundo antiguo. Cambridge University Press, 1997. ISBN 0521587360
  • Clanchy, M.T. De la memoria al registro escrito: Inglaterra 1066-1307. Blackwell Publishing, 1993. ISBN 0631168575
  • Hirsch, E.D., Joseph F. Kett y James Trefil. El nuevo diccionario de alfabetización cultural: lo que todo estadounidense necesita saber. Houghton Mifflin, 2002. ISBN 0618226478
  • Hobart, Michael. Edades de la información: alfabetización, aritmética y la revolución informática. Johns Hopkins University Press, 2000. ISBN 0801864127
  • Hoggart, Richard. Los usos de la alfabetización. Transaction Publishers, 1998. ISBN 0765804212
  • Knobel, Michele. Alfabetizaciones cotidianas: estudiantes, discurso y práctica social. Nueva York: Lang, 1999. ISBN 0820439703
  • Kress, Gunther. Alfabetización en la Nueva Era de los Medios. Londres: Routledge, 2003. ISBN 0415253551
  • Milner, Henry. Alfabetización cívica: cómo los ciudadanos informados hacen que la democracia funcione. Tufts, 2002. ISBN 978-1584651734
  • Fosos, L.C. Speech to Print: Language Essentials for Teachers. Paul H. Brookes Co., 2000. ISBN 1557663874
  • Pinnell, Gay. The Continuum of Literacy Learning, Grados K-8: Comportamientos y comprensiones para notar, enseñar y apoyar. Heinemann, 2007. ISBN 0325012393
  • Prothero, Stephen. Alfabetización religiosa: lo que todo estadounidense necesita saber y no necesita. HarperOne, 2007. ISBN 0060846704
  • Rubinger, Richard. Alfabetización popular en el Japón moderno temprano. University of Hawaii Press, 2007. ISBN 0824830261
  • Stock, Brian. Las implicaciones de la alfabetización. Princeton University Press, 1987. ISBN 0691102279
  • Thomas, Rosalind. Alfabetización y oralidad en la antigua Grecia. Cambridge University Press, 1992. ISBN 0521377420
  • Tompkins, Gail. Alfabetización para el siglo XXI. Upper Saddle River, NJ: Pearson, 2009. ISBN 978-0135028926
  • Tompkins, Gail. 50 Estrategias de alfabetización: paso a paso. Prentice Hall, 2008. ISBN 0135158168
  • Zarcadoolas, Christina, Andrew Pleasant y David Greer. Avanzando en alfabetización en salud: un marco para la comprensión y la acción. San Francisco, CA: Jossey-Bass. ISBN 0787984337

Enlaces externos

Todos los enlaces recuperados el 11 de mayo de 2019.

  • Alfabetización en Irlanda Agencia Nacional de Alfabetización de Adultos.
  • Centro Nacional de Estadísticas de Educación Estadísticas de alfabetización para los Estados Unidos.
  • Iniciativa del Sistema de Información y Comunicación sobre Alfabetización (LINCS) del Departamento de Educación de EE. UU. Para apoyar la alfabetización de adultos
  • Portal de Alfabetización de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).
  • Proliteracy Worldwide.
  • Asociación Internacional de Alfabetización.
  • National Literacy Trust (Reino Unido) (NLT) - organización benéfica registrada.
  • Centro de Investigación de Lectura de Florida.
  • Datos de alfabetización con enfoque en los EE. UU. - Una variedad de datos de alfabetización con fuentes.

Ver el vídeo: Alfabetismo (Agosto 2020).

Pin
Send
Share
Send